martes, 30 de agosto de 2011

Besos amargos.

Últimamente mis lágrimas son irrefrenables. Os lloro, pero no os siento.
Y no te pienso, no te tengo en mi cabeza, no porque no pueda, sino porque no quiero. Y ya sabes lo que dicen.
Fácil es echar de menos esas manías tuyas, inéditas día a día, inauditas caricia a caricia.
Difícil es no hacerlo. A cada paso que te alejabas, más te quería, pero eso ha terminado. He caído demasiadas veces de las nubes. Incluso el sol me ha quemado. Aunque no sé si tú más que él. No debería dudarlo.
Has sido mi tiniebla particular. Como un adiós perpetuando mis días.
Falsas promesas de no escribir por ti, pero inconscientemente te conviertes en un muso inspirando horrores y versos tristes.
Ahora toca, parar, frenar, y cosas similares.



P.D: Gracias a http://unsecretobajoelsol.blogspot.com   por este premio :)
Me toca contestar su pregunta : ¿Crees que algún día nos quitaremos las vendas de los ojos para ver lo que realmente hay que ver, y no lo que nosotros queremos?
Pienso que nunca se sabe. Muchas veces queremos estar convencidos de una cosa para ser felices, y no queremos ver ls demas. A veces ojos que no ven, corazón que no siente. Pero en este caso, ahí radica el error... En el momento en el que esa venda desaparezca, aparecerá ante nuestros ojos lo que realmente merece la pena, y lo que no, pero... nadie dijo que fuera fácil.

3 comentarios:

  1. TE SIGOOO =)

    http://sietesegundoseternos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado tu blog y como se la alegria que produce el tener un nuevo seguidor he decidio ser uno de ellos :)
    mi blog es:
    http://the-hard-story-of-living.blogspot.com/
    pasate y comenta y no dudes en seguirme
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me he pasado por vuestros dos blogs, y me encantan! Pero no sé que problema tengo con los seguidores que no me deja seguiros..Me seguiré pasando para intentarlo :)
    THAAAAAANKS.

    ResponderEliminar